Actividades de la Cátedra Juan Rafael Mora Porras propiciaron reflexión sobre la Obra de Mora y Cañas

 

Marcos Arguedas, Redacción

Ana Lorena Shedden, Edición

 

El viernes 29 y sábado 30 de septiembre, la Sede Pacífico de la Universidad Técnica Nacional fue la casa de una serie de actividades académicas en torno a la figura del prócer y héroe de la Patria, Juan Rafael Mora Porras.

Las actividades fueron organizadas por la Cátedra Universitaria Juan Rafael Mora Porras y sirvieron para generar una reflexión sobre la Campaña Nacional, la importancia de Mora y Cañas, y el proceso de construcción de una identidad nacional.

El viernes 29 de septiembre, en colaboración con la Academia Morista Costarricense, la Sede Pacífico se engalanó con una conferencia a cargo del reconocido historiador y periodista, don Armando Vargas, titulada “La Puntarenas de Mora y Cañas”.

Durante una hora, los asistentes pudieron explorar las profundas relaciones entre Juan Rafael Mora y José María Cañas con la ciudad de Puntarenas, siendo una etapa de crecimiento y consolidación, hasta culminar con los terribles hechos de 1860.

La actividad se realizó en el Salón de Actos del recinto Tobías Vargas y contó con la asistencia de más de doscientas personas, entre las que se encontraban la Ministra de Educación, doña Sonia Marta Mora, el señor Rector de la Universidad, Marcelo Pietro, la Decana de la Sede Pacífico, Edith Lamas, miembros del Consejo Superior de Educación, miembros del Consejo Universitario, invitados especiales, docentes, estudiantes, integrantes del grupo representativo Arena y Sol, y la banda del Sistema Educativo Sancti Spiritus.

Conversatorio

El sábado 30 de septiembre tuvo lugar un conversatorio con la presencia del reconocido historiador costarricense y Premio Nacional de Investigación Cultural 2015, David Díaz Arias, titulado “La invención de la nación en Costa Rica”.

A la actividad asistieron cerca de 200 personas entre docentes, estudiantes, profesores de secundaria de la zona y miembros de la comunidad, quienes pudieron analizar el proceso de invención de tradiciones en Costa Rica, la “crisis actual” de nuestra identidad nacional, y la importancia de la historia para comprender y actuar mejor en el presente.

En conjunto, las actividades reunieron a más de cuatrocientos asistentes, propiciando un espacio para generar pensamiento sobre nuestro pasado y la forma en que éste – en su diversidad –, le ha dado el perfil a un país profundamente complejo y contradictorio como la Costa Rica de hoy.