Centro de Formación Pedagógica y Tecnología Educativa fue galardonado con la Bandera Azul Ecológica en la Categoría de Cambio Climático

 

José Alberto Rodríguez Arguedas

Comunicación Institucional

 

El Centro de Formación Pedagógica y Tecnología Educativa (CFPTE) se adjudicó, por primera vez, la Bandera Azul Ecológica de dos estrellas en la categoría de Cambio Climático.

Bryan Hernández Murillo, Encargado de Gestión Administrativa de este centro, mencionó que la idea de optar por este galardón surgió de la Comisión de Gestión Ambiental del CFPTE que surgió en el 2018 con el objetivo cuidar al medio ambiente.

Lo que el Programa de Bandera Azul Ecológica evaluó varios parámetros en el CFPTE como el manejo decombustibles fósiles, agua, tratamiento de aguas residuales, energía eléctrica, gestión de residuos, entre otros.

“Tuvimos que crear varias iniciativas en el Centro de Formación, como el hecho de comunicar, tanto a funcionarios administrativos y docentes y a los estudiantes, las políticas sobre cómo ahorrar el agua y la energía eléctrica.  Una de las iniciativas más importantes que tuvimos fue la de gestión de residuos, ya que creamos 4 centros de reciclaje y fuimos desarrollando esa cultura e informando sobre la gestión de los residuos, que es algo muy importante” -agregó Hernández-.

El optar por la Bandera Azul Ecológica significó hacer inversión para crear las estaciones de reciclaje.  También se requiere de tiempo para separar los residuos y cuantificar cuánto se genera y enviarlo a centros de acopio donde se les hace un proceso de disposición final de la mejor manera posible.

En tiempo lectivo normal, con la presencia de estudiantes, generalmente el sábado es cuando másse genera residuos tales como plástico, papel y cartón.

Existe una compostera en donde los residuos orgánicos, originados, principalmente por la soda, se procesan y se convierten en abono, el cual se utiliza en las zonas verdes y flores ornamentales.

Para quienes sumaron esfuerzos para obtener la Bandera Azul Ecológica de 2 estrellas, este galardón los llena de mucho orgullo, ya que es un reconocimiento al esfuerzo que realizan no solo los integrantes de la Comisión de Gestión Ambiental, sino de   todos los funcionarios administrativos y docentes y los estudiantes, por conservar y preservar el medio ambiente, a través de las acciones implementadas que tienen un impacto significativo en la naturaleza, lo cual los motiva a seguir trabajando y dar su mayor esfuerzo para seguir en esta línea en concordancia con la Política Ambiental de UTN.