Ingeniería en Acuicultura en la UTN

 

Nelson Peña Navarro, director de la carrera Ingeniería en Acuicultura

 

La Acuicultura se encuentra entre los sectores de más rápido crecimiento en términos de producción alimentaria. Según la FAO (2011), hoy representa casi el 50% (51,7 millones de toneladas) de la producción pesquera mundial que es utilizada para consumo humano. De la misma manera, este organismo provee que entre el 2010 y 2030 los productos obtenidos de la pesca de captura entrarán en un periodo de inactividad, mientras que los obtenidos de los sistemas de cultivo (especies de agua dulce y salobre) aumentarán, siendo que en los últimos años a nivel mundial los países se han centralizado en los productos acuícolas y en el cultivo de nuevas especies.

En Costa Rica, la acuicultura ha tenido un repunte en los últimos años, debido a la demanda nacional pero principalmente a las exportaciones hacia Estados Unidos y Europa; la producción pesquera ha disminuido drásticamente y los especialistas nacionales concuerdan en que la acuicultura terminará sustituyendo la actividad pesquera.

Además, mediante el desarrollo de la carrera, se logrará que los estudiantes perfeccionen las habilidades que los capacitarán para afrontar las expectativas de producción acuícola que exige Costa Rica y el mundo, promoviendo la transferencia, la investigación y el intercambio de tecnologías por medio de la asistencia técnica, con el fin de utilizar tecnologías y procesos más productivos y eficientes.

La carrera de Acuicultura se dirige principalmente a la población que ha estado en contacto con la utilización de recursos acuícolas, como pescadores artesanales, hijos de pescadores y empresarios, además de personas que han laborado en granjas de producción extensivas, semi- intensiva e intensiva y que quieran ampliar sus conocimientos.  Debido a estas características, las provincias de Puntarenas, Guanacaste y Limón serán las principales fuentes de aporte de estudiantes para la carrera, sin omitir las otras cuatro provincias, que eventualmente podrían trasladar estudiantes recién graduados de secundaria u otros interesados en la carrera.

La finalidad fundamental de la carrera de Bachillerato en Ingeniería en Acuicultura, es el estudio e implementación de las técnicas de cultivo de especies acuáticas vegetales y animales en ambientes acuáticos controlados naturales y artificiales, así como el procesamiento y comercialización de la producción masiva del recurso hidrobiológico y la protección de los recursos naturales comprometidos.

Por eso, el objetivo de la carrera es formar profesionales con conocimientos sólidos, habilidades y actitudes que le permitan contribuir al mejoramiento de las nuevas tendencias de la producción de alimento hidrobiológico para la humanidad.

Se busca crear una alternativa que involucre no solo los aspectos de producción sino también el procesamiento del material obtenido; incluyendo los tópicos de Acuicultura que se han venido desarrollando en el mundo como son: la reproducción de organismos acuícolas, desarrollo y crecimiento larval de peces, producción de camarones y peces de agua dulce (langostinos, tilapia, guapote, trucha, catfish, entre otros), nutrición y manejo general.

Por otro lado, en los últimos años se han impulsado una serie de normas para garantizar la inocuidad de los productos, entre estos: Sistema de análisis de peligro y puntos críticos de control (HACCP), Codex, Normas ISO y las normativas propias de cada país.  En ese sentido, los de origen acuícola son cada vez más rigurosos y se han implementado procedimientos como la trazabilidad para garantizar la calidad.

Lo anterior podría generar un aprovechamiento de los recursos por parte de la acuicultura comercial o recreativa, ya sea a pequeña, mediana o gran escala.  Con respecto a esto, ya se han instalado en el país empresas donde se centra la producción como lo son: Aquacorporación Internacional S.A., La Pacífica, Llano verde, Frutas Marinas, Cooperativa Nacional de Productores de Sal con su división camarón, y las plantas de proceso Terrapez y Camarones del Sol; éstas distribuidas en las zona de Guanacaste y Puntarenas.  A la vez, existen proyectos de pequeñas y medianas empresas ubicadas en San Carlos, Guápiles, Quepos, Zona Sur, Jicaral, entre otras.

Todas estas empresas generan empleo directo e indirecto, que por lo general están administradas por personas no calificadas, de ahí la importancia de formar profesionales que puedan velar por la ejecución de todas las actividades propias de los sistemas acuícolas antes mencionados.

De esto se desprende la necesidad de crear profesionales capaces de:

- administrar los recursos de manera sostenible,

- evitar la contaminación del medio ambiente,

- evitar la propagación de enfermedades,

- manejar criaderos,

- velar por la calidad de aguas,

- maximizar los rendimientos,

- buscar alternativas alimentarias, entre otras.

 

Este artícula fue publicado por la Revista Digital "En la Cima" de SINAES: http://www.miguiavocacional.com/periodicos/79.%20Mayo%202017.pdf