PROGADS y TCU organizan charla sobre cambio climático en la Sede del Pacífico

 

  • Participaron miembros de la Red Interinstitucional Comunal Pro Puntarenas.

 

Ana Lorena Shedden Quirós

Mercadeo y ComunicaciónUTN Sede del Pacífico.

 

El cambio climático fue motivo para desarrollar una charla de gran importancia considerado como un gran aporte a la comunidad puntarenense, que busca concienzar y educar a la sociedad con este tipo de temas.

El Subprograma Conservación de la Naturaleza y Protección de la Biodiversidad (CNPB), apoya todas aquellas estrategias que se puedan utilizar para enfrentar la crisis mundial del cambio climático.

Así mismo, tanto este tema, como la protección de los recursos naturales, son tópicos completamente ligados al proyecto de Trabajo Comunal Universitario (TCU) realizado por los estudiantes de la UTN Sede del Pacífico, el cual trabaja en pro de lograr la Carbono Neutralidad en el distrito de Puntarenas. 

La conferencia “La crisis climática y sus soluciones” fue organizada por estudiantes de TCU y por Ana Gabriela Espinoza, la encargada del Subprograma Conservación de la Naturaleza y Protección de la Biodiversidad (CNPB), perteneciente al Programa de Gestión Ambiental para el Desarrollo Sostenible (PROGADS). 

Ximena Loría Espinoza fue la especialista en ofrecer la ponencia, con una larga trayectoria en el tema, actualmente es miembro activo de la Red Mundial Climate Reality Leaderships Corps. Es la encargada de sensibilizar a la población, instituciones y empresas sobre cambio climático por parte de la organización Misión 2 Grados.

Entre la información que Loría dio a conocer están las circunstancias que se han presentado en diferentes partes del mundo gracias a las altas temperatura, como cancelación de vuelos, miles de muertes a raíz de olas de calor en lugares como Pakistán e Irán en el 2015.

Las partes más frías se han visto también afectadas, el Polo Norte ha tenido temperaturas más altas de lo normal. El 93% de calor extra va a ser absorbido por los océanos, podría considerarse en ocasiones es beneficioso, pero por otro lado resulta más bien muy perjudicial, esto hace que se evapore más agua, y esa gran cantidad que sube tendrá que caer como “Bombas de lluvia” que es la caída de agua en un muy corto tiempo.

En mayo del 2018, las calles se transformaron en ríos en Maryland, Estados Unidos, donde las estructuras de alcantarillado colapsaron por la gran cantidad de líquido. En el 2016 llueve en Texas por tres días, el agua que cayó fue el equivalente a las que se concentran en las cataratas del Niágara.

Nuestro país no es la excepción, también se ve muy afectado, por ejemplo, el huracán Otto causó desastres, principalmente en Upala, donde la ciudad tuvo que reconstruirse.  Las características de nuestro país lo hacen muy vulnerable, solamente una tormenta hace estragos, cuanto más un huracán.

No se puede construir lo que se destruyó con los materiales con que estaba construido, indica Ximena, el cambio climático exige que se “blinden” nuestras propiedades, que puedan soportar a este fenómeno, trabajando con mejores materiales que soporten lo que se va a enfrentar después.

Esta charla se llevó a cabo en el Campus Juan Rafael Mora Porras en El Roble, el 27 de marzo, con una excelente convocatoria. Participaron miembros de la Red Interinstitucional Comunal Pro Puntarenas, asistieron representantes del INS, Sector Pesquero, Parque Marino, UCR, Cruz Roja, Municipalidad de Puntarenas, INCOPESCA, la comunidad civil, estudiantes y funcionarios de la UTN.